Propiedades del Aceite Esencial de Lavanda

Aceite Esencial de Lavanda Karitene

Propiedades del aceite esencial de lavanda – Propiedades generales y origen

La lavanda es un arbusto perenne, originario de la cuenca mediterránea, que puede alcanzar un metro de altura. Tiene hojas estrechas de color verde claro y flores de color azul-morado.

El aceite esencial de lavanda se obtiene mediante destilación de las flores de la planta. Tiene un aroma dulce, floral, herbáceo, muy agradable y evocador, que se emplea en multitud de productos.

Por sus numerosas aplicaciones es un aceite muy versátil, que resulta perfecto para iniciarse en la aromaterapia.

Tiene propiedades antisépticas, antibacterianas y antifúngicas. También tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antiespasmódicas y antihistamínicas (alergias).

El aceite esencial de lavanda es un buen repelente antimosquitos y, al mismo tiempo, es muy útil para aliviar los efectos de las picaduras de insectos.

Se utiliza en masajes para mejorar la circulación y como relajante muscular, así como para tratar problemas respiratorios, dolores de cabeza, migrañas y dolores menstruales.

Propiedades del aceite esencial de lavanda para la piel

El aceite esencial de lavanda está indicado para todo tipo de pieles incluidas las que son propensas al acné.

Es un excelente regenerador celular que retarda el envejecimiento de la piel y ayuda a prevenir y atenuar las arrugas. Además, se utiliza para acelerar el proceso de cicatrización de cortes, quemaduras y úlceras.

El aceite esencial de lavanda, por sus propiedades antisépticas y antifúngicas, es útil para tratar trastornos de la piel como el acné, psoriasis, eccemas, dermatitis y pie de atleta.

Propiedades del aceite esencial de lavanda para el cabello

El aceite esencial de lavanda está indicado para cabellos sin brillo y cabellos frágiles. Hay estudios que recomiendan su uso como medida preventiva para la calvicie masculina.

Propiedades del aceite esencial de lavanda para la mente

El aceite esencial de lavanda es un excelente remedio para aliviar la fatiga, la tensión nerviosa, la ansiedad, el estrés y la depresión. Algunos consideran que el aceite de lavanda es el mejor aceite antiestrés. También ayuda a conciliar el sueño (basta con aplicar 3-4 gotas en la almohada).

Combina bien con estos otros aceites esenciales: bergamota, citronela, geranio, jazmín, laurel, limón, mandarina, manzanilla, naranja, pachulí, palmarosa, palo de rosa, pino, romero, salvia esclarea, tomillo e ylang ylang.

Precauciones de uso específicas: el aceite esencial de lavanda es uno de los pocos que se pueden aplicar directamente sobre la piel (junto con el de árbol de té), siempre y cuando no se abuse de él. No usar en bebés.

INCI: Lavandula Angustifolia (Lavanda) Flower Oil

Contenido de alérgenos: linalol < 45%, geraniol < 1,1%, limoneno < 1%

Este producto lo puedes comprar aquí…

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
error: Contenido protegido